Inicio | Tenerife y el Agua | Hidrometeorología | Balance hídrico de superficie. Modelización
Aspectos Generales
Estaciones meteorológicas
Precipitación
Evapotranspiración
Escorrentía superficial
Infiltración
Balance hídrico de superficie. Modelización
Balance hídrico de superficie. Modelización
Del agua que cae en la isla (precipitación=P), una parte vuelve a la atmósfera bien por evaporación directa o por transpiración de la vegetación (evapotranspiración=ETR). Otra parte escurre por la superficie (escorrentía superficial=ES) confluyendo en los barrancos hasta alcanzar el mar. El resto se introduce en el terreno y se incorpora al sistema acuífero (infiltración=I).

Estas magnitudes deben cumplir la siguiente ecuación, que se conoce con el nombre de BALANCE HIDROLÓGICO DE SUPERFICIE:

P= ETR + ES + I

En estos momentos, en los que más del 90% de los recursos hídricos que se consumen en la isla son de procedencia subterránea, es fundamental la determinación de este balance para conocer, el alcance de la recarga al sistema acuífero. Por este motivo, se ha desarrollado un MODELO DE SIMULACIÓN DE HIDROLOGÍA DE SUPERFICIE, que analiza el comportamiento de cada unidad territorial (celdas cuadradas de 1 kilómetro de lado) en que se divide la superficie total de la isla.

Dado que se trata de un modelo desagregado, además de las series climáticas mensuales, en cada "celda" territorial se precisa de diversa información procedente de la red hidrográfica insular: distribución superficial en cuencas, cauces existentes, interconexión hidráulica entre celdas en función de la orientación de los distintos cauces, etc. Para la caracterización hidrológica de estas unidades territoriales también se requiere, entre otros datos de entrada, el umbral de escorrentía (Po), el umbral de infiltración en cauces (Io), la capacidad de almacenamiento de agua en el suelo (Rx) así como los coeficientes de evaporación (Ke) y transpiración (Kt).

Este modelo permite la determinación del balance hidrológico a diferentes niveles de desagregación del territorio, deduciéndose tanto el alcance cuantitativo de la infiltración como su distribución territorial. Para este proceso se realizan simulaciones al nivel de aguaceros diarios, agregándose los resultados obtenidos por periodos de tiempo no inferiores al mensual. Todo ello, a partir de la estimación, directa o empírica, de los demás elementos intervinientes: precipitación, evapotranspiración real y escorrentía.

BALANCE HIDRICO DE SUPERFICIE
Media del período 1986/87 a 1992/93
  mm/año hm3/año % s/P
Precipitación (P) 395 807,6 100
Evapotranspiración (ETR) 213 435,5 54
Escorrentía (ES) 7 14,3 2
Infiltración (I) 175 357,8 44